Apartamentos Turísticos Alhambra

Que Alá Guarde Granada

Vista de Granada y su catedral al anochecer

¡Que Alá guarde Granada, ese lugar de reposo que alegra al hombre caído y protege al hombre

desterrado¡ (Abu Beker Mohammed)

Granada es una ciudad de ensueño situada parte en colinas y parte en la llanura.

Tres ríos, Beiro, Darro y Genil, forman tres valles entre los que se encuentran dos promontorios.

Entre el Beiro y el Darro se sitúa el Albayzín (Patrimonio de la Humanidad). Entre el Darro y el

Genil se encuentran los Jardines y Palacios de la Alhambra y el Generalife (Patrimonios de la

Humanidad).

En la llanura se sitúan su hermosa Catedral y la fantástica Capilla Real donde están enterrados

los Reyes Católicos, Felipe el Hermoso y Juana la Loca; la Alcaicería (antiguo mercado árabe); el

Corral del Carbón (única alhóndiga andalusí conservada en su integridad en la Península Ibérica);

los Monasterios de San Jerónimo, donde reposan los restos del Gran Capitán y con uno de los

retablos más importantes de España, y el de Cartuja con Sacristía singular; y las majestuosas

Iglesias de San Juan de Dios, de los Santos Justo y Pastor, de Santo Domingo con su

monasterio fundado por los Reyes Católicos, de Santa Ana donde reposa el negro Juan Latino y

de San Pedro y San Pablo, ambas con artesonados mudéjares de gran valor y que se visitarán al

tiempo que el Albayzín, donde también se encuentran los Monasterios de Santa Catalina de

Zafra, de San Bernardo y de la Concepción, con gran riqueza ornamental, entre otros.

No podemos olvidar los edificios civiles tales como el Hospital Real, fundado por los Reyes

Católicos y hoy sede de la Universidad de Granada, importante Universidad fundada por Carlos V

en 1531 y donde estudian más de 80.000 alumnos; la Real Chancillería, construida por orden de

Carlos V y hoy Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, desde donde iniciaremos nuestros

paseos; la Casa de los Tiros, hermoso Palacio en cuya fachada se exhibe el lema “El corazón

manda” montado sobre una espada; la Casa de Castril, señorial casa del siglo XVI donde se

sitúa el museo arqueológico y lugar de bella leyenda; la Facultad de Derecho, antiguo convento

de Jesuitas; el Real Colegio Mayor de San Bartolomé y Santiago en bello edificio renacentista

cuyo primer colegial entró en 1649 y en el que residieron 10.000 colegiales entre ellos ministros,

poetas, y por ejemplo, actualmente tres miembros del Consejo de Estado.

También las calles. Tenemos alguna, como la calle San Jerónimo, llena de palacios

renacentistas. Otras, como la carrera de Darro terminando en el Paseo de los Tristes, que está

considerada como una de las calles más bellas del mundo. Otra más como la calle Oficios donde

andando sobre un empedrado típico granadino disfrutamos de la belleza de las fachadas de la

Capilla Real y de la Madraza.

Y las plazas. Por ejemplo la llamada Plaza Nueva, donde en una sola mirada vemos un gran

edificio manierista como la Real Chancillería, un bello edificio mudéjar tal como la Iglesia de

Santa Ana y un emocionante torreón árabe como la Torre de la Vela. O la Plaza de las Pasiegas

donde nos sentimos abrumados por la deslumbrante belleza de la fachada de la Catedral. O la

de Bibrrambla, que invita a sentarse a tomar un plácido café por la mañana o una cerveza por la

tarde.

Granada es la ciudad de las tapas. Ese aperitivo que en nuestra ciudad se sirve de forma

gratuita cuando se pide en un bar una bebida. Suele ser tan abundante que no es raro ir a

comer o, sobre todo, cenar, a base de tapas ya que no se van repitiendo conforme se pide la

bebida. Hay varias zonas pero entre todas triunfa la de Plaza Nueva – calle Elvira.

En esta zona encontrará bares y restaurantes con comida típica de la tierra: habas con jamón,

migas, papas a lo pobre, rabo de toro, tortilla del sacromonte, y los famosos dulces llamados

Piononos.

Pero si prefiere sumergirse en un mundo más exótico, en esa misma área encontrará multitud de

bares donde tomar exquisitos kebab, shawarma o falafel.

Aún más, si su predilección es el te moruno, no deje de visitar la Calderería, calle próxima donde

se encontrará en un ambiente africano rodeado de tiendas y teterías árabes. Aunque no oiga

hablar castellano, ellos le entenderán en su idioma.

Aunque quizá prefiera algo más tranquilo, como tomar un baño en un hamman, un baño árabe,

también junto a Plaza Nueva.

Pero no hemos hablado de la Granada actual. Y qué decir de los edificios contemporáneos ya en

plena llanura. La Sede de CajaGranada y el Museo de Andalucía, edificio expuesto como singular

en el mismo MOMA, o el Parque de las Ciencias, el más visitado de Andalucía y que hará las

delicias de chicos y grandes.

Muy importante es el comercio. Granada se ufana en disponer de un comercio

extraordinariamente variado. Pueden encontrarse miles de tiendas, desde las marcas más

afamadas hasta pequeños comercios donde encontrará incluso lo que no estaba buscando. Y los

anticuarios…. Y las Galerías de exposiciones. Granada posee una importante cantera de pintores

nacidos o residentes pues han sido muchos quienes han querido escoger Granada como punto

de inspiración.

Aquí puede conocer, o mejor vivir la vida de gente importante. Por ejemplo San Juan de Dios

quien vino a Granada en 1.538 y aquí vivió y murió. Visitar su celda en el Hospital Real; su

camerino en la Basílica de San Juan de Dios; el Hospital de San Juan de Dios con sus bellos

frescos; el portal donde pedía limosna junto a la puerta árabe del Arco de Elvira; la calle del

Milagro, llamada así por un milagro que allí realizó; el banco donde dormía en la Casa de

Agreda, o, principalmente el lugar donde murió y donde se conserva un importante museo: la

Casa de los Pisa construida en 1.494. Es toda una emoción.

O Federico García Lorca, en su Huerta de San Vicente. O las casas de la heroína liberal Mariana

Pineda o de la última emperatriz de Francia, Eugenia de Montijo …

Y las Cuevas del Sacromonte. Y el folclore, el auténtico cante y baile flamenco interpretado por

auténticos gitanos…

Y sus conciertos en los Jardines del Generalife o en el Palacio de Carlos V o en el Auditorio

Manuel de Falla considerado como uno de los de mejor acústica de España…

Granada es una ciudad que enamora. El Presidente Clinton dijo que aquí había disfrutado de la

más bella puesta de sol de su vida. Quizá por ello la contempló recientemente la Sra. Obama.

Usted la puede disfrutar directamente desde un lugar privilegiado como son las terrazas de

nuestros apartamentos.

Mención aparte merecen la Alhambra y el Albayzín.

No podemos terminar sin citar algunos aspectos importantes de la provincia de Granada.

Por ejemplo: A 60 km se encuentra la Costa Tropical y su campo de golf. A 30 km la estación

de esquí de Sierra Nevada. ¡Puede estar esquiando por la mañana y bañándose en el mar por la

tarde¡

Si le gusta la naturaleza, en nuestra provincia disfrutamos seis parques naturales, desde el más

alto de la Península, que llega a los 3.492 m de altitud con todo tipo de vegetación y nieves

perpetuas, hasta el llamado Paraje Natural Acantilados de Maro-Cerro Gordo incluido en la Zona

de Especial Importancia para el Mediterráneo y donde el buceo es una delicia.

Si le interesa el hábitat troglodita en la zona de Guadix encontrará pueblos enteros construidos en

cuevas. Son frescas en el verano y calientes en el invierno. (Si no quiere salir de la ciudad se

las podemos mostrar en el Sacromonte).

Por último, si su afición son los balnearios, también tenemos los afamados de Lanjarón, Alhama

de Granada, Graena, y Alicún de las Torres, cada uno con su especialidad correspondiente; si

prefiere los vinos de última generación, Granada cuenta con bodegas con tintos y blancos de

exclusivo sabor cuidados en bellas recintos que puede visitar.

Y todo ello en excursiones de un solo día.